Decisiones de vida en Dios

Decisiones de vida en Dios

 

A veces es necesario darnos un tiempo para meditar si lo que hacemos es lo correcto. Más que nunca lo necesitamos cuando estamos confundidos debido a momentos o situaciones difíciles de la vida. Muchas veces nos vemos en situaciones que no sabemos qué hacer, decisiones laborales, de pareja, en varios aspectos de nuestras vidas, a veces no sabemos qué camino elegir, pero solo es necesario pedirle a Dios y él nos ayudará a tomar el camino correcto.

 

Cuando tú dices: “no sé cómo seguir”, Dios te dice: “confía, yo te abriré el camino”. Muchas veces decimos “Dios porqué me pasa esto, o porqué lo permites” aunque sintamos que estamos solos, no lo estamos, Dios es nuestro guía, nuestra compañía, y él nos da la fuerza y fortaleza para continuar, nunca vamos a estar solos, el camina a nuestro lado.

 

Dios le dijo al hombre: Yo te seré fiel, hoy, mañana y siempre. No te rindas jamás porque yo estoy contigo, si existe una fidelidad genuina y verdadera es la que proviene de Dios, aunque muchas veces lo defraudemos, y no cumplamos con sus mandamientos, él nos ama y nos cuida, siempre nos va a guiar, porque él es un padre amoroso y conocer nuestros corazones, siempre estará a nuestro lado, y nos llenará de fuerzas para seguir.

 

 

En la vida no tendrás todo lo que quieras, pero en Dios tendrás más de lo que mereces, Dios es un Dios justo, él nos da la salud, las fuerzas para trabajar, para prepararnos como profesionales, él nos da las herramientas para luchar por nuestros sueños, debemos ser trabajadores y honestos, porque cada quien recibe lo que merece o por lo que ha trabajado.

 

Haz que tu felicidad dependa de Dios, que no dependa del TIEMPO, pues cambia ni del dinero porque se esfuma ni de las emociones pues nos traicionan, ni de las personas, pues somos imperfectos, haz que tu felicidad dependa de DIOS… Esto quiere decir que todo en la vida va y viene, nada es para siempre, ni las cosas, ni las situaciones, ni las personas, así que debemos poner nuestra felicidad en Dios, es el único que siempre será fiel, y el que siempre estará con nosotros por una eternidad.