¿Por qué no debemos mentir?

¿Por qué no debemos mentir?

 

Lucas 8:17: Pues todo lo secreto tarde o temprano se descubrirá, y todo lo oculto saldrá a la luz y se dará a conocer a todos. La mentira, el ocultar cosas por maldad, el engañar, todo esto es condenado por Dios, no debemos ser personas mentirosas, debemos ser fieles a la verdad, dice un refrán que entre cielo y tierra no hay nada oculto, es por esto que debemos ser honestos con nosotros mismos y con los demás.

 

Efesios 4:25: Así que dejen las mentiras y «díganse siempre la verdad unos a otros» porque todos formamos parte del mismo cuerpo. Las mentiras traen más mentiras y con ellas problemas, enfrentamientos, conflictos, nosotros como seres humanos e hijos de Dios no debemos pecar de esta forma, no existen mentiras blancas, todo es catalogado como mentira, lo mejor es tener siempre la verdad en la boca, aun cuando esto nos traiga problemas, siempre la verdad nos hará libres.

 

 

Santiago 3:14: pero si tienen envidias amargas y ambiciones egoístas en el corazón, no encubran la verdad con jactancias y mentiras. Nunca debemos mentir para adquirir algún beneficio o satisfacción, nuestro corazón tiene que ser limpio, no debemos engañar, mentir o manipular para sobresalir o surgir, siempre la verdad, la buena fe, la amabilidad serán los protagonistas de una vida de crecimiento laboral, personal y espiritual.

 

Mateo 15:18-20: Pero lo que sale de la boca viene del interior del hombre; y eso es lo que lo hace impuro.  Porque del interior del hombre salen los malos pensamientos, los asesinatos, el adulterio, la inmoralidad sexual, los robos, las mentiras y los insultos.  Estas cosas son las que hacen impuro al hombre; pero el comer sin cumplir con la ceremonia de lavarse las manos, no lo hace impuro.

 

La boca habla de lo que está lleno el corazón, debemos ser personas transparentes, optimistas, no debemos crear conflictos con nuestros semejantes, no hay nada mejor que una convivencia bonita, alegre y de hermandad, debemos de dejar de lado los malos pensamientos, las tentaciones, debemos ayudar y dar soporte a que la vida de nuestros semejantes sea bonita, no tenemos por qué dañarle la vida a alguien con mentiras y engaños.