Las promesas de Dios para los creyentes

Las promesas de Dios para los creyentes

Dios cumple sus promesas siempre. Está en la Biblia, II Corintios 1:19-20, “Porque el Hijo de Dios, Jesucristo, no ha sido Sí y No; más ha sido Sí en él; porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios”.

 

Dios nunca retrae o cambia sus promesas. Está en la Biblia, Salmo 89:34, “No olvidaré mi pacto, ni mudaré lo que ha salido de mis labios”.

 

Dios puede hacer lo imposible. Está en la Biblia, Lucas 18:27, “Él les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios”.

 

Se nos ha prometido corazones y deseos nuevos. Está en la Biblia, Ezequiel 36:26, “Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne”.

 

Dios nos ha prometido el perdón. Está en la Biblia, 1 Juan 1:9, “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”.

 

Dios ha prometido escape de la tentación. Está en la Biblia, 1 Corintios 10:13, “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar”.

 

Tenemos la promesa de la salud y la curación. Está en la Biblia, Jeremías 30:17, “Mas yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas”.

 

Se nos promete protección contra daños y peligros. Está en la Biblia, Salmo 91:10, “No te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada”.

 

La Biblia promete que los muertos volverán a vivir. Está en la Biblia, Juan 5:28-29, “No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; más los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación”.

 

Jesús prometió que vendría otra vez. Está en la Biblia, Juan 14:2-3, “En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis”.

 

Él ha prometido el fin de la muerte, la aflicción y el dolor. Está en la Biblia, Apocalipsis 21:4, “Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron”. Dios cumple sus promesas siempre. Está en la Biblia, II Corintios 1:19-20, “Porque el Hijo de Dios, Jesucristo, no ha sido Sí y No; más ha sido Sí en él; porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios”.