Enseña a tus hijos a tener fe

Enseña a tus hijos a tener fe

 

Los niños siempre ven en sus padres una figura a seguir, en ese pilar que es el ejemplo y la representación de admiración, es importante que los padres transmitan la fe por Dios, las enseñanzas que nos dejó y sobre todo a llevar una vida llena de fe y de respeto a la espiritualidad. En la sociedad actual los niños piensan solo en juegos de video y cosas materiales, pero debemos recordarles que hay cosas más importantes que esas.

Es bueno que desde niño pueda dialogar, en un entorno moderado, con personas de otras creencias. También es bueno que vea que hay otras parroquias donde las cosas se hacen de otras maneras, que sepa que existen varias religiones, pero es un mismo Dios, que debemos respetar todas las creencias e ideologías, pero siempre manteniendo la fe por un Dios que nos puso en esta tierra.

Debemos enseñar a nuestros hijos a que puedan hablar de su fe sin complejos ni vergüenzas: creemos que es buena, bella y verdadera y la queremos compartir. Hemos de ayudar al niño a poder expresar por qué cree y en qué cree. Y ha de poder hacerlo con sinceridad y también con humildad.

A los niños les enseñamos a distinguir los actos buenos de los actos malos, y está bien, pero a la hora de clasificar a la gente es mejor recordar lo de “no juzguéis y no seréis juzgados” y explicar lo que significa, debemos enseñarles el compañerismo y el saber compartir, también que no deben señalar y difamar a las personas porque eso no le agrada a Dios y es desde pequeños que debemos inculcar los valores tanto personales como espirituales.

Debemos hacerles saber que todo está basado en la confianza en Dios y una clave es enseñar al niño a confiar toda su vida en el Dios que lo creó, que lo ama y quiere lo mejor para Él, que nos hizo a su semejanza y nos quiere ver felices, que nos da todas las herramientas para vivir en armonía y exitosos.