Incorporando a Dios en lo negativo

Incorporando a Dios en lo negativo

¿Tiene usted algo negativo que le pasó en las últimas 24 horas o en la semana pasada? Si no lo tiene pues, ¡lo tendrá! El Señor Mismo dijo, “En este mundo tendrá problemas.” Pero Él también dijo, “¡Anímese! Porque yo he vencido al mundo.”1 También el apóstol Juan dijo, “Esta es la victoria que vence al mundo: nuestra fe.”2 Cuando circunstancias negativas entran en nuestras vidas, es importante saber que podemos confiar en Dios que es fiel en medio de nuestros retos.

El Señor dijo, “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras jamás pasarán.”3 Eso significa que su palabra es más cierta que todo lo que sentimos y más verdadera que cualquier circunstancia que tengamos en nuestras vidas. ¿Qué es la fe? Creer en la palabra de Dios.

Especialmente necesitamos saber que la palabra de Dios es más cierta que nuestro sentimiento cuando nos golpe lo negativo. ¿Cuánta fe dice el Señor que se necesita para hacer frente a situaciones? ¿Cuál es la cantidad más pequeña de la fe? Jesús dijo, “Porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza…”4 Un grano de mostaza es una semilla redonda y pequeña. Pienso que es por Su gracia que Él dice que necesitamos solamente un grano de mostaza. Yo agradezco que Él no diga que necesitamos la fe del tamaño de una naranja o una manzana.

Si sólo “sentimos” algo y no hacemos nada más, damos vueltas en espiral descendente. Pero si tomamos ese grano de mostaza de la fe y elegimos voluntariamente creer en Dios por Su Palabra un poco, a pesar de que nuestros sentimientos estén gritando a 180 grados en la otra dirección, entonces Dios tiene algo con que trabajar. Nos pide que confiemos en El, “a vivir por fe, no por vista.”5La Biblia dice en Romanos 1:17 que vamos “de fe en fe.” Tomamos a Dios en Su palabra, luego un poco más y un poco más.

Muchas veces la gente me ha dicho, “Un buen cristiano no debe sentirse así.” O he escuchado a otra gente decir, “Si yo fuera usted, no me sentiría de esa manera.” El hecho es que usted se siente de esa manera, así que ¿qué va a hacer al respecto?

No es necesario ocultar los sentimientos ni hacer de tripas corazón. Usted puede tener sentimientos profundos y puede confiar en Dios en medio de esos sentimientos. Si usted entiende esto, usted será libre.