Todo llega gracias a la fidelidad de Dios

Todo llega gracias a la fidelidad de Dios

 

Dale gracias porque Su fiel amor sobrepasa toda circunstancia, y lo encuentras a tu lado en medio de la alegría y también en medio de la angustia. Hagamos el compromiso de serle fieles y leales, prometamos corresponderle con servicio sincero y desinteresado porque sabemos que Él está junto a nosotros siempre y a pesar de todo.

Es cierto, las cosas suceden por algo, experimentar situaciones buenas o malas sólo hace que maduremos y ganemos experiencia, todo tiene un propósito en esta vida, todo pasa por una razón, muchas veces nos preguntamos porque a mí, porque no a otra persona, porque si somos buenos seres humanos, no nos va como queremos, Dios todo lo que nos da es porque somos capaces de soportar esa carga, y eso nos hará fuertes y creyentes.

La fidelidad u lealtad son de los valores más importantes que puede tener un ser humano, al ser fieles y leales a Dios a pesar de los momentos duros de la vida, la fidelidad acá en la tierra a nuestros semejantes, hacemos vigente la promesa de Dios que profesamos sus doctrinas. Samuel 22:26 en la versión Palabra de Dios para todos dice: Dios es fiel con los que le son fieles; sincero con los que le son sinceros.

Dios ha prometido salud, prosperidad y bendición para nosotros y para nuestra familia, Cuando somos leales cumplimos lo que prometimos en medio de cualquier situación, positiva o negativa. Hasta un perro es fiel, pero si lo tratas mal, dejará de serlo porque no sabe ser leal, su fidelidad depende de la circunstancia.

Muchas veces, cuando tenemos problemas, oramos y pedimos a Dios una solución; esperamos una respuesta rápida, casi inmediata, y cuando no llega y sentimos que hemos esperado bastante empezamos a desesperarnos, la ansiedad se puede apoderar de nosotros y muchas veces nos enojamos y le reclamamos a Dios, y le preguntamos indignados que, porque nos pone esas pruebas, debemos tener fe en que todo tienen una razón de ser.