¿Existe alguna condición para conseguir una petición?

¿Existe alguna condición para conseguir una petición?

Arrepentimiento

Tienes que presentarte ante Dios arrepentido de tus propios pecados y humildemente buscar Su favor.  Esto se observa claramente en la sección anterior en la historia del fariseo y el recaudador de impuestos (1 Lucas 18:9-12).  Si quieres que Dios conceda tu petición, tienes que presentarte ante Él con una humildad sincera.  Mira la confianza que el rey David expresó en el Señor: “El deseo de los humildes oíste, oh Jehová; Tú dispones su corazón, y haces atento tu oído” (Salmo 10:17). Así que, acata el mandato de Pedro con la certeza del amor que Él tiene por ti: “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:6-7).

No debes guardar ningún pecado en tu corazón. 

David dijo: “Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, El Señor no me habría escuchado” (Salmo 66:18).  Esto quiere decir que no puedes guardar ningún resentimiento en tu corazón, más bien, tienes que perdonar para que Dios conceda tu petición de misericordia y de perdón.  Jesús les explicó a los discípulos esta importante condición: “Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas. Porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas” (Marcos 11:25-26). Jesús incluyó toda ofensa y a toda persona cuando dijo: “algo contra alguno”.  Jesús establece claramente que tienes que buscar la reconciliación con aquellos que te han ofendido y con aquellos que están enfadados contigo.  Jesús dijo: “Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti,  deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda” (Mateo 5:23-24)

Fe

Para que Dios conceda tus peticiones, tienes que venir delante de Él con fe verdadera.  Jesús dijo: “Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis” (Mateo 21:22). Debes creer que la oración es el medio por el cual recibes algo de Dios.  Entonces, ¿crees tú que Dios es capaz de conceder tu petición y que está dispuesto a hacerlo?

La voluntad de Dios

Tienes que pedir conforme a la voluntad de Dios.  El apóstol Juan instruyó: “Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.  Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho” (1Jn.5:14-15).  Dios concede sólo la petición que es hecha según Su plan eterno.

Orar

Tienes que pedir en el nombre de Jesús para la gloria de Dios.  Jesús dijo: “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo” (Jn.14:13). ¿Qué significa pedir en el nombre de Jesús? Pedir algo en el nombre de Jesús significa que te acoges a Su mérito, carácter y justicia. Si has cumplido con esas condiciones, entonces el resultado glorificará al Padre y al Hijo.