El significado del Padre nuestro

El significado del Padre nuestro

-SALUDO: “PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN EL CIELO”

“Padre” nos reconocemos como hijos de Dios. Y ponemos toda nuestra confianza en El, nuestro Padre Celestial.

“nuestro” porque es mío, de Jesús y de todos.

“que estás en el cielo” significa que Dios está en los corazones que confían y creen en Él. El cielo no es un lugar sino una manera de estar en Dios.

 

1) “SANTIFICADO SEA TU NOMBRE”: Expresamos a Dios nuestro deseo de que todos los hombres lo conozcan y le estén agradecidos por su amor. Que su nombre sea pronunciado para glorificarlo y no para blasfemar.

 

2) “VENGA A NOSOTROS TU REINO”: Nos referimos a hacerlo presente en nuestra vida todos los días. Hacer crecer Su Reino mediante la Evangelización y la conversión de los hombres, dándolo a conocer, Su Palabra y su Amor. Que vivamos impregnados de su Amor.

 

3) “HÁGASE TU VOLUNTAD, EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO”: Que sea Su Voluntad en nuestra vida, y no la nuestra. La voluntad de Dios es nuestra salvación: que reine la verdad, que el vicio sea destruido y florezcan las virtudes.

 

4) “DÁNOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DÍA”: Nos referimos tanto al pan de comida para satisfacer nuestras necesidades materiales como al pan del alma para satisfacer nuestra necesidad espiritual. Esto significa que le pedimos que no nos falte alimento ni tampoco el pan del alma que lo encontramos en su expresión máxima en la Eucaristía, donde Cristo se dá a nosotros. “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mt 4, 3-4)

5) “PERDONA NUESTRAS OFENSAS, COMO TAMBIÉN NOSOTROS PERDONAMOS A QUIENES NOS OFENDEN”:

“PERDONA NUESTRAS OFENSAS”: Los hombres pecamos y nos alejamos de Dios, por eso necesitamos pedirle perdón cuando lo ofendemos. Porque para poder recibir plenamente el amor de Dios necesitamos de un corazón limpio y puro.

“COMO TAMBIÉN NOSOTROS PERDONAMOS A QUIENES NOS OFENDEN”: Este perdón debe nacer del fondo de nuestro corazón y para eso necesitamos la gracia del Espíritu Santo, es decir, pedirle a Dios que nos ayude a perdonar  a quienes nos ofendieron. “Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian” (Lc 6, 27-36)

6) “NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACIÓN”: Le pedimos a Dios que no nos deje tomar el camino que conduce hacia el pecado, hacia el mal. El Espíritu Santo nos ayuda a decir no a la tentación.  Hay que orar mucho para no caer en tentación.

7) “Y LÍBRANOS DEL MAL”: El mal es Satanás, el ángel rebelde. Le pedimos a Dios que nos proteja de las astucias del demonio. Pedimos estar en paz y en gracia de Dios.

“AMÉN”: Significa “así sea”