El ayuno

El ayuno

El ayuno es una de las herramientas principales para la comunión con Dios, es una forma de demostrarle que lo amamos de hacer un pequeño sacrificio, Pero, ¿qué significa ayuno espiritual? es la abstención de alimento para dedicarse a finalidades espirituales, el objetivo es conducir a una persona a una lucidez espiritual plena y facilitar la comunión profunda con Dios, pues el organismo no utilizará energía para la digestión, y así, el cerebro tendrá más energía para reflexionar en cosas espirituales, es un momento para orar y ofrecerle el ayuno a Dios.

Para quien enfrenta fuertes pruebas. Jesús se sentía fortalecido por el ayuno. Al enfrentar las terribles tentaciones de Satanás se encontraba completamente lúcido. Debemos seguir el ejemplo de Jesús. Al enfrentar tentaciones o pruebas haga del ayuno una de las principales armas espirituales (Mateo 4:1, 2). Se nos ha dicho que los ayunos hay que ofrecérselos a Dios, cuando le ofrecemos eras horas de ayuno es porque le estamos pidiendo de corazón y alma un cambio.

 

 

El arrepentimiento es una obra milagrosa del Espíritu Santo. Si su corazón se encuentra afligido y siente dudas sobre el perdón divino, ayune. Usted tendrá un espacio ideal para la reflexión y la lectura de la Biblia. Y así, Dios le hará sentir su perdón y promoverá alivio al alma (1 Samuel 7:6; Jonás 3:5). Dios nos conoce, él sabe nuestros sentimientos, nuestra forma de pensar, nuestros actos, él sabe cuándo le pedimos algo con sinceridad y sacrificio.

Es importante tomar en cuenta ciertos aspectos si vas a ayunar, ¿Qué duración tendrá el ayuno? ¿De medio día, de día entero o más? ¿Qué tipo de ayuno adoptará? Tomando solo agua, agua y jugos, consumiendo solo frutas… ¿Cuánto tiempo usted dedicará a la oración y a la lectura de la Biblia? ¿De qué actividades físicas o sociales se abstendrá?