Oración para el año nuevo

Oración para el año nuevo

Empieza el nuevo año con esta oración al Señor. Puedes compartirlas con tus amistades o adaptarla para el servicio de año nuevo en tu iglesia.

Padre nuestro que estás en los cielos, alabado sea tu nombre.

Primeramente, quiero darte gracias por el año que pasó.
Gracias por cada bendición,
Por cada lección,
Y por cada experiencia.

Gracias por las tantas veces que pude reír y gozar con mi familia y con mis amigos.

Ayúdame a guardar estas lindas memorias en el corazón y recordar que fueron regalos tuyos.

Aunque no lo entendí en el momento, y a veces no lo entiendo aun, hoy también doy gracias por las pruebas y las luchas. Me cuidaste durante los momentos difíciles y tu presencia me confortó.

Supliste todas mis necesidades y no tuve falta de nada.

¿Cómo no alabarte?

¡Tú has sido fiel!

Al empezar este nuevo año te pido que continúes conmigo.

Quiero dedicarte cada día que está por venir.
Quiero poner cada momento en tus manos y someterlos a tu voluntad.
Que cada esfuerzo, cada paso,
Cada meta y cada aspiración de mi parte sean para la gloria tuya.

Que tu propósito en mi vida sea mi inspiración.
Continúa guiándome en mi caminar contigo.
Ayúdame a crecer espiritualmente y así poder conocerte mejor.

Dame la oportunidad de pasar más tiempo con mi familia y mis amigos.
Que juntos podamos crecer en amor y ser de apoyo el uno para el otro.

Mi salud y la de mis seres queridos están en tus manos.

Ayúdame a reconocer la necesidad de evangelizar a las personas que están a mí alrededor.
Dame las palabras y el respaldo del Espíritu Santo para poder compartir tu amor con otros.

Bendice a mi iglesia, a mis pastores y a mis hermanos en la fe.
Úsanos para alcanzar a nuestra comunidad y brillar tu luz en cada rincón de nuestra ciudad.

Ayúdame a guardar estas lindas memorias en el corazón y recordar que fueron regalos tuyos.

Aunque no lo entendí en el momento, y a veces no lo entiendo aun, hoy también doy gracias por las pruebas y las luchas. Me cuidaste durante los momentos difíciles y tu presencia me confortó.

Supliste todas mis necesidades y no tuve falta de nada.

¿Cómo no alabarte?

¡Tú has sido fiel!

Al empezar este nuevo año te pido que continúes conmigo.

Quiero dedicarte cada día que está por venir.
Quiero poner cada momento en tus manos y someterlos a tu voluntad.
Que cada esfuerzo, cada paso,
Cada meta y cada aspiración de mi parte sean para la gloria tuya.

Que tu propósito en mi vida sea mi inspiración.
Continúa guiándome en mi caminar contigo.
Ayúdame a crecer espiritualmente y así poder conocerte mejor.

Dame la oportunidad de pasar más tiempo con mi familia y mis amigos.
Que juntos podamos crecer en amor y ser de apoyo el uno para el otro.

Mi salud y la de mis seres queridos están en tus manos.

Ayúdame a reconocer la necesidad de evangelizar a las personas que están a mí alrededor.
Dame las palabras y el respaldo del Espíritu Santo para poder compartir tu amor con otros.

Bendice a mi iglesia, a mis pastores y a mis hermanos en la fe.
Úsanos para alcanzar a nuestra comunidad y brillar tu luz en cada rincón de nuestra ciudad.